Seis consejos para mejorar la calidad del agua


1. Compruebe la calidad del agua para saber qué contiene. Un índice de calidad del agua mide la presencia de contaminantes como el plomo, la radiación y los pesticidas. Para saber qué hay realmente en el agua, un análisis de laboratorio es el único método para obtener información precisa.

2. Examine su instalación de fontanería. Si reside en una casa antigua, esto es extremadamente crucial. Las tuberías son susceptibles a la corrosión a medida que envejecen. Haga que un profesional inspeccione las tuberías de su casa. 

3. Decídase por un sistema de filtración de agua. Los purificadores de agua pueden eliminar los contaminantes que provienen de las tuberías de la casa, así como los virus y bacterias que pueden ser perjudiciales para su salud. Existen varias alternativas, desde un sistema para toda la casa hasta un purificador de agua

4. Realice un lavado de tuberías. Si su casa está desocupada durante un largo periodo de tiempo, esto es crucial. Si el agua se queda estancada en las tuberías, acumula suciedad e impurezas. Abra la llave durante dos minutos, siempre con una cubeta debajo para recoger el agua. Del mismo modo, ponga en marcha el lavavajillas, la ducha o el inodoro para que el agua vuelva a fluir.

5. Utilizar un ablandador de agua. Antes de que el agua llegue a su casa, los descalcificadores eliminan los minerales duros como el calcio y el magnesio. Esto beneficiará a la fontanería de su casa. El agua dura daña las tuberías, pero el agua descalcificada no. Además, el agua ablandada es realmente amable con su piel. 

6. Añada un filtro a la entrada de agua de los tanques de almacenamiento. Esto ayudará a evitar que las partículas sólidas, como los residuos, entren en las tuberías de su casa y contaminen el suministro de agua.